¿Te ha gustado el blog? Qué tal si nos regalas un +1

¡Temblad ministros, banqueros y jueces corruptos!: Quevedo y su “Escuela de los vicios” renacen en Madr






¡Temblad ministros, banqueros y jueces corruptos!: 

Quevedo y su “Escuela de los vicios” renacen en Madrid


Los espectadores sonríen con Quevedo
Los espectadores sonríen con Quevedo 4 siglos después
¡Temblad ministros, banqueros y jueces corruptos!: el poeta Francisco de Quevedo y su "Escuela de los vicios" renacen en Madrid. Y para quien no lo crea, seguirá representándose hasta el 31 de agosto. Para dar cuenta de este extraordinario acontecimiento y comprobar la actualidad crítica de Quevedo y su puesta en escena, Espía en el Congreso se acercó al Teatro Nuevo Apolo de Madrid. Y verificó cómo los clásicos siguen viviendo entre nosotros con sus ideas universales. En este caso la acerva crítica del autor del siglo XVII está dirigida a los ministros, magistrados y banqueros corruptos. Gran acierto por su parte escoger estas figuras de poder que han seguido siendo la causa de las desdichas de los españoles durante todos estos siglos.
¿Cuántos magistrados hay a sueldo del poder?
¿Cuántos magistrados hay corrompidos por el poder?
La asistencia al aforo del Teatro Apolo, siendo una sala bastante amplia y bella, además de considerar el periodo estival y no ser una obra demasiado comercial, fue aceptable. Más de 100 ciudadanos se congregaron un domingo para dejarse llevar por el verso octosílabo al que siempre cuesta engancharse. Nos introduce un sardónico diablo cojuelo que, con apariencia de burro, engatusa a dos incautos que pasan por ser listos para recibir lecciones y conseguir títulos de esta guisa: bachiller en mentir, licenciado en engañar, doctor en robar y catedrático en medrar. ¿A qué personajes de la actualidad podríamos colgarle tales honores en sus despachos?. Se comprende desde el comienzo de la obra que estamos hablando de la propia realidad de España.
Cualquier consejo de ministros podría ser una buena "escuela de los vicios"
Cualquier Consejo de Ministros podría ser una buena "escuela de los vicios"
La puesta en escena consiste en un decorado en gran formato y con presentación contemporánea que contrasta con el vestuario de época. Los actores adoptan otros papeles durante la representación haciendo ver que hacen teatro dentro del teatro, un gesto muy shakesperiano.
Quevedo vio ya desde el siglo XVII nuestros males actuales
Quevedo vio ya desde el siglo XVII nuestros males actuales
La conexión con otros genios de la Literatura se manifiesta en referencias directas a Cervantes y a Goya en el texto, mostrando al final de la obra un retablo de las pinturas negras, marco perfecto para la coronación de los títulos que ganan los personajes tras su aprendizaje: el de magistrado y ministro. No obstante aprenderán que el título supremo, el que sostiene al diablo, es el de banquero. Así se completa la caricatura mordaz de esta España de pillos y esclavos que se resignan a morir antes que escarmentar, actitud representada al final de la obra por una marioneta a modo de simple ciudadano que, manipulada por el ministro y el magistrado, se abandona a la desesperación.
Poderoso caballero el Don Dinero
Poderoso caballero es Don Dinero
El público, a pesar de este sombrío final, disfrutó con todos los chistes y ocurrencias del texto, riéndolas y aplaudiéndolas.  Además pudo disfrutar de la conocida letra "Poderoso caballero es Don Dinero" que todos hemos oído alguna vez y que popularizó el cantautor Paco Ibáñez entre una generación de españoles, pero adaptada esta vez para la ocasión. Una obra, en suma, muy recomendable para comprender cuán profundas son las raíces de la corrupción en España pero contadas por uno de los mejores escritores en español. Aprenderán mucho en esta “Escuela de los vicios”:
Poderoso caballero es don Dinero
Madre, yo al oro me humillo;
él es mi amante y mi amado,
pues, de puro enamorado,
de contino anda amarillo:
que, pues, doblón o sencillo,
hace todo cuanto quiero,
Poderoso caballero, poderoso es don Dinero.
Nace del trabajo honrado,
y el Mercado le acompaña;
viene a morir en España
y en Suiza es enterrado.
Y pues quien le trae al lado
es hermoso, aunque sea fiero, Poderoso caballero...
Mas, ¿a quién no maravilla
el ver su gloria sin tasa
que es lo mejor de su casa
el que roba y no se humilla?
Y pues a izquierdas da silla
y a derechas monedero, Poderoso caballero...
Son sus padres liberales,
y el interés su pariente,
y aunque parezca inocente
son sus crisis bien reales;
y pues es quien hace iguales
a presidente y tesorero, Poderoso caballero...
Los banqueros de almas nobles
son siempre tan principales,
que sin aportar avales
no dan crédito al más pobre;
y pues a financieros pobres
dan codicia con esmero, Poderoso caballero...
Nunca vi Troicas ingratas
a su gusto y afición,
que a las firmas de un talón
hacen sus causas baratas;
y pues nos venden bravatas
desde una Bolsa de cuero, Poderoso caballero...
Por importar en los tratos
y dar tan buenos consejos,
no hay parlamentos viejos
que Alemania no esté dando.
Y pues él rompe recatos
y da rescates con esmero,
Poderoso caballero, poderoso es don Dinero.
Encuesta:
[poll id="238"]
Las 10 mejores críticas y reseñas:
Logo Apolo
del 26 de julio al 31 de agosto
PLAZA DE TIRSO DE MOLINA, 1
Sesiones

Ficha técnica
 cartel
Autor: Francisco de Quevedo
Dramaturgia y dirección: Francisco Negro
Comediantes: Mayte Bona, Francisco Negro y Felipe Santiago
Diseño de vestuario: Mayte Bona
Diseño de escenografía: Regue Fernández Mateos
Dir. técnica/iluminación: José Antonio Tirado "Pachi"
Caracterización: Fernando Pérez Sobrino
Fotografía y audiovisual: Dafne Cinema y Gaëtan Baudoux
Diseño gráfico/web/teasers: Álvaro Ibáñez
Pintura del cartel: Santos Ibáñez
Realización vestuario: Gabriel Besa
Realización escenográfica: Morfeo Teatro
Colaboración voz en off: Joaquín Hinojosa
Producción: Morfeo Teatro
In memóriam a Javier Leoni
Precio: 22 euros
Duración: 90 minutos

LA VOZ CHANNEL