¿Te ha gustado el blog? Qué tal si nos regalas un +1

Las eléctricas reducen de 20 a 7 días el plazo para cobrar el recibo de la luz

Las eléctricas reducen de 20 a 7 días el plazo para cobrar el recibo de la luz.

Comenzarán a aplicar intereses de demora una vez vencido este periodo. El Gobierno ha aprobado una normativa que permite esta penalización a los morosos.

El Ministerio de Industria ha dado vía libre a las compañías eléctricas para que penalicen a los clientes que no hacen frente al pago de los recibos de la luz con diligencia. Una nueva normativa les permite acortar el plazo de cobro de las facturas domiciliadas.

Recibo de la luz de una compañía española.Recibo de la luz de una compañía española.

Un Real Decreto emitido el pasado 28 de marzo acaba de establecer el nuevo régimen jurídico de contratación para el pequeño consumidor de energía eléctrica. Amparados en la nueva normativa, Iberdrola y Endesa están introduciendo ya modificaciones en las condiciones generales de los contratos de suministros de sus clientes.

De 20 a 7 días para pagar los recibos

Según la información recogida en los nuevos contratos que están remitiendo las eléctricas a sus clientes, a los que ha tenido acceso El Confidencial Digital, las compañías anuncian que el pago mediante domiciliación bancaria se realizará, a partir de ahora, a los siete días de la recepción por parte de las entidades financieras de la comunicación del importe de la factura.
Este plazo se reduce desde los 20 días actuales para casi todos los usuarios porque la mayoría tiene sus recibos domiciliados. El resto de usuarios que utilicen otros medios de pago continuará contando, como hasta ahora, con un periodo de veinte días naturales a contar desde la fecha de emisión del recibo.
El cambio afecta a los suministros con derecho al Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC).
En España, el total de puntos de suministro asciende a 27,7 millones. De esa cifra, 26 millones tienen menos de 10 kilovatios de potencia contratada, lo que les da la opción de acogerse a un precio regulado: el PVPC. El resto –los grandes consumidores de energía con potencias superiores a 10 kW- no tienen derecho a acogerse a esta modalidad.

Se cobrarán antes los intereses de demora

En las misivas, las eléctricas también están advirtiendo: “los intereses se devengarán a partir del séptimo día natural desde la fecha de emisión de la factura”.
La información relativa a los impagos en los que hayan incurrido los consumidores será incorporada al Sistema de Información de Puntos de Suministro de la Empresa Distribuidora. Ese fichero estará abierto al resto de comercializadores que lo soliciten para comprobar las incidencias del usuario.

Más de medio millón de impagos

Según las fuentes del sector consultadas, las grandes compañías eléctricas cortaron la luz por impago a más de medio millón de hogares en 2014.
De ellos, más de la mitad saldaron su deuda en las 48 horas posteriores al corte y el suministro fue restablecido.
Sin embargo, el porcentaje de residencias que tardó entre una semana y un mes en hacer frente a sus recibos y lograr la conexión aumentó respecto a otros ejercicios. A esto hay que añadir “muchas segundas residencias y consumidores que no pagan por costumbre”, explican las compañías.

LA VOZ CHANNEL