2. JORDI PUJOL HACE UN AÑO...


 2. JORDI PUJOL HACE UN AÑO...
Rafael del Barco Carreras

Barcelona 27-7-2015. Al cumplirse el año de la confesión de Pujol, intentando justificar el dinero en Andorra, que califiqué de "otro embuste", los empecinados pujolistas, o del cuento independentista, saltan de nuevo a la palestra  en defensa de su ídolo. Máxime publican que no se sabe el origen de la fortuna de Pujol, afirmando en sus escritos la teoría de la “deixa” del abuelo. No quieren creer, o mejor dicho no quieren que los demás crean, que el llamado “forjador de la Cataluña moderna”, otra fantasía o “embuste”, era no ya un “evasor fiscal” sino un chorizo de tomo y lomo. El hombre de las mil caras, forjador de un corrupto y mafioso estado paralelo. Un padrino.

La desinformación, o enredos en la prensa o periodistas subvencionados o comprados, retoman  fueros. Estoy que les importa un pito Pujol, pretenden justificarse. Sin duda saben de las mordidas ¡y hasta de Piqué-Estevill! Pero si crearon la fantasía del Oasis ahora intentan desvirtuar la autoría y realidad de la podredumbre y quiebra fraudulenta de Cataluña.

Anteayer al leer en LA VANGUARDIA, “ PUJOL SALE DE LA PENUMBRA, “David González - Un año después de confesar el dinero oculto, el expresident intenta salvar su obra política | Trabaja en un nuevo despacho en Barcelona donde redacta un libro sobre el honor en la historia”, me pregunté quien pagaba ese despacho, malpensando sobre si la Generalitat subvencionaría ese libro, o si incluso le “ayudaban” en su redacción.

Y hoy encuentro que un amigo, que no podía permitir que Pujol alquilara y despachara en la portería de su domicilio, le ha cedido un despacho en el Ensanche Izquierdo, en la zona de mis habituales paseos. Si hace un mes tropecé con Pascual Estevill, ¡dos veces en pocos días!, ahora podría darme de frente con los dos. Me encantaría discutir sobre mis escritos. ¡Qué gozada si Pujol se enfadara tanto como su íntimo Pascual!

Cuentan en EL PAIS sobre el amigo que le cede el despacho y que no quiere que se publique su nombre:

“Allí puede salir a la calle, comprar el periódico, tomarse un café. La gente le saluda, le aprecian. Ha hecho mucho por este país pese a los movimientos del Estado en su contra. Él no sabía nada del dinero de Andorra. Otra cosa es el hijo mayor”.

Pero en el mismo artículo se cita un nombre conocido para mí:

 “Recientemente también le visitó Pere Baltà, presidente de la Fundación Paco Candel, de la que Pujol es patrono y fundador. “El presidente no pudo asistir a la última reunión del patronato y fui a darle cuenta de lo hablado. Quiere estar informado de lo que hacemos”, explica Baltà.”

Con Baltá hicimos la mili en Figueras, nos apreciamos. Pero cuando pasados unos 40 años del último encuentro me contara que pasó 17 años en Madrid  como parlamentario por CIU (mantenido en las listas y cargos por el democrático dedo de Pujol) en la plenitud de los pactos de “gobernabilidad”, pasamos a una charla sobre nuestros escritos… tan dispares que no se repetirían las citas. Y más en el artículo:

“Pere Baltà insiste que el expresidente Jordi Pujol “medita mucho sobre el honor. Está muy preocupado por su honor y por cómo su actuación puede haber perjudicado a sus amigos. A un sinvergüenza no le preocupa el honor”, añade Baltà.”

Pero el “no va más” sobre personajillos subvencionados:

“Siempre se ha dicho que Pujol no tiene amigos, pero sí los tiene, y son muchos”, explica el periodista Manuel Cuyàs, redactor de sus memorias y persona de su entorno de confianza.”

Y más:

“Sus allegados le defienden a capa y espada. Dan por hecho que Pujol no es un corrupto. Baltà afirma que todo se trata de un lío surgido con el padre del expresidente y por las complicaciones de cuando vivían bajo la dictadura. Uno de estos amigos a quien Pujol ha hecho daño es Francesc Cabana, su cuñado. Cabana y Pujol se distanciaron a partir de la confesión de hace un año. Cabana y la hermana de Pujol pusieron en duda que el dinero guardado en Andorra fuera una herencia familiar. Cabana, que tiene su lugar de trabajo en la Fundación Enciclopèdia Catalana, no quiso hacer ningún comentario para este reportaje.”


“Dictadura”Baltá no tiene ni idea sobre Banca Catalana y Jordi Pujol. Idea a pie de calle y cliente. Cabana, el cuñado se calla, él sí recuerda, y no sólo por la herencia que Pujol en teoría no repartiera. Si la Justicia eterniza los sumarios presumo que los incondicionales o afectados por íntimos se defenderán justificando a Pujol…