La “Operación Menina” es la continuación de la “Operación Pelícano” para sustituir a Rajoy tras el 20D

La “Operación Menina” es la continuación de la “Operación Pelícano” para sustituir a Rajoy tras el 20D

La “Operación Menina” por la que la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría sustituiría a Mariano Rajoy en La Moncloa tras el 20D es la continuación del “Informe Pelícano” impulsado por los grandes empresarios del Ibex 35 para que el dirigente popular abandone la política. La “Operación Menina” se ha puesto en marcha como respuesta a la condición de Albert Rivera de que Ciudadanos no apoyará al PP para formar Gobierno si Rajoy, salpicado por la corrupción, sigue al frente de los populares, según supo MIL21 en fuentes cercanas a La Moncloa.

“Menina”, bautizada con este nombre debido a la estatura física de la vicepresidenta del Gobierno, es la continuación del “Informe Pelícano” cuyo objetivo era lograr que Mariano Rajoy no se presentase como cabeza de lista del Partido Popular a las elecciones generales del 20 de diciembre, según desveló MIL21.


Al igual que el “Informe Pelícano”, la “Operación Menina” cuenta con el respaldo de los grandes empresarios del Ibex 35, con una diferencia sustancial: esta vez la operación ha sido inspirada por la cúpula de los servicios secretos que mantienen posiciones muy cercanas a La Moncloa.

La “Operación Menina” trata de que Soraya Sáenz de Santamaría sustituya a Mariano Rajoy tras el 20D para ganarse el apoyo de Ciudadanos

El objetivo de Pelícano era sustituir a Mariano Rajoy por un dirigente popular con prestigio o la propia vicepresidenta Sáenz de Santamaría ante el enorme deterioro del PP por la corrupción, y el informe fue elaborado por los sectores policiales y de los servicios secretos más cercanos al PSOE.

Pero Rajoy aguantó las presiones y se negó a renunciar como cabeza de lista del PP bajo el argumento de que la recuperación económica y su firmeza ante el desafío soberanista catalán, eran sus mayores logros para que el PP volviese a ser el partido más votado.

Sin embargo, el político gallego no contaba con el fulgurante ascenso de Ciudadanos que tras las elecciones autonómicas catalanas se ha convertido en la “llave” para formar Gobierno después del 20D. Albert Rivera tiene en su mano desalojar al PP del poder si da su apoyo al PSOE de Pedro Sánchez o que los populares permanezcan cuatro años más en La Moncloa.


Albert Rivera pone como condición para apoyar un Gobierno PP-Ciudadanos que Rajoy no sea el Presidente al estar contaminado por la sombra de la corrupción

Rivera ha puesto como condición, según las fuentes citadas, que solo prestará apoyo a los populares para formar un Gobierno de coalición PP-Cs si Mariano Rajoy se va a su casa.

El líder de Ciudadanos afirma contundente en conversaciones privadas que Rajoy tiene tras de sí la sombra de la duda de la corrupción denunciada por Bárcenas y Ciudadanos no puede pactar, en absoluto, con un dirigente político que incorpora este lastre. Albert Rivera sabe con certeza que la imagen de honestidad de la que su formación hace gala se vería contaminada nada más comenzar la legislatura.

Sáenz de Santamaría ha sondeado a Rivera


Para vencer este escollo, la vicepresidenta sondeó a Rivera si Ciudadanos apoyaría al PP en el caso de que ella fuese la Presidenta del Gobierno. La respuesta del joven dirigente fue que en ese caso el problema dejaba de existir, pero que habría que esperar al resultado de las urnas porque no descartaba sorpresas de última hora, según las fuentes cercanas a La Moncloa.
La existencia de la “Operación Menina” ha causado preocupación y nerviosismo en la sede socialista de Ferraz que ve en Albert Rivera el apoyo que necesita Pedro Sánchez para desalojar al PP del poder. La filtración a los medios de comunicación de que estaba en marcha esta operación se atribuye a los sectores policiales y del servicio secreto más cercanos al PSOE que en su momento inspiraron el “Informe Pelícano”.