COMPETENCIA, CONTRA LOS DIRECTIVOS

COMPETENCIA, CONTRA LOS DIRECTIVOS
La CNMC reforzará la lucha contra los carteles imponiendo multas de hasta 60.000 euros a los ejecutivos de las empresas que vulneren las normas de libre competencia
ANA BALSEIROmadrid / la Voz, 16 de febrero
BALLESTEROS | EFEEl presidente de la Comisión Nacional de Mercados y Competencia, José María Marín Quemada.
El 2015 fue un año récord para la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC): impuso multas a más de 250 empresas por un importe total de 549 millones de euros por infracciones de la normativa, especialmente por la formación de carteles, una práctica a través de la cual las empresas se reparten los mercados o pactan precios, con el consiguiente perjuicio para los consumidores. De cara a este año en curso, entre las líneas de actuación previstas, la CNMC ha anunciado que reforzará la política sancionadora para castigar a los directivos de las empresas que incurran en dichas prácticas.
Según explicaron ayer el presidente del regulador, José María Marín Quemada, y el director de Competencia del organismo, Eduardo Prieto, durante la presentación del balance del 2015, multar a los directivos, es decir, a las personas físicas, además de a la sociedad que quebranta las leyes de la competencia, es un «instrumento disuasorio potente»a la hora de que los responsables «se lo piensen antes».
Prieto recordó que a la posibilidad de sancionar a los ejecutivos -la ley establece un tope de 60.000 euros-, se sumará también la prohibición de contratar con la Administración pública para las empresas sancionadas por infracciones contra la competencia.
Contra las pujas fraudulentas
Asimismo, la CNMC intensificará su lucha contra los carteles que manipulan las licitaciones públicas, una práctica muy perjudicial para la ciudadanía porque eleva el precio del servicio cuyo contrato se amañó, que habría resultado menor sin acuerdos previos para eliminar la competencia. Por ello se ha creado ya un grupo de trabajo especializado en detectar tales actuaciones, además de llevar seis meses impartiendo cursos en las diferentes Administraciones para «facilitar» la identificación de «pujas fraudulentas» y que sepan cómo actuar frente a ellas.
De los 549 millones de euros de las sanciones impuestas en el 2015, el 90 % (506 millones) corresponden a actuaciones contra carteles, que es la «prioridad fundamental» del organismo, ya que «es la única conducta intrínsecamente mala para la competencia, no dudosa sino mala», como subrayó Prieto.
Marín Quemada, por su parte, enfatizó que «dos fallos, los de los mercados y los de los Gobiernos, son los que justifican la existencia de la CNMC», y que por ello seguirán «vigilando estrechamente» desde los mercados de telecomunicaciones y televisión de pago hasta los derechos del fútbol, el sector de la energía, el agrícola, el financiero o la economía digital -avanzó un próximo informe sobre economía colaborativa-.
El presidente defendió el modelo de control creado en el 2013, que está «dando buenos resultados», y aseguró que el organismo no precisa del apoyo del Gobierno: «No necesitamos que nos acompañe a ningún sitio, con que no nos estorbe es suficiente».
Respecto a las sanciones impuestas y recurridas ante la Justicia, hasta el 2005 -que son las que se están cobrando ahora- se han mantenido el 80 %, proporción que estiman «suficiente».
Admiten que los precios de los combustibles bajan «menos de lo que nos gustaría»
Respecto a los precios de los combustibles, en un momento de caída récord de la cotización del barril de petróleo, Marín Quemada dijo quelas petroleras «pudieran estar tentadas» a no trasladar toda la rebaja a los consumidores, pero matizó que, aunque el coste en las estaciones de servicio «disminuya menos de lo que nos gustaría», no es un sector regulado, por lo que el precio es libre y solo podrían intervenir si se detectaran pactos entre las compañías. «Si viéramos prácticas colusorias de la competencia actuaríamos de inmediato», aseguró.
La CNMC publica periódicamente informes sobre el mercado de los carburantes, en los que se recoge «cómo van disminuyendo los precios y no van disminuyendo tantos los márgenes» de las petroleras, explicó el presidente. Prieto recordó que el pasado año se multó a Repsol (8,5 millones), Cepsa (2,5) y BP (750.000 euros) por incumplimiento de resoluciones sancionadoras previas.