La Educación para la ciudadanía llega a Primaria.

La Educación para la ciudadanía llega a Primaria.

EFE. 24.08.2009 - 11:13h La asignatura obligatoria Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos llega este curso a la etapa de Primaria, en la que más de 400.000 alumnos de quinto o sexto (10-11 años) tendrán que estudiarla, con el apoyo de libros de texto y otros materiales según decidan los equipos docentes. Tanto la regulación legal de la materia, que ya comenzó a enseñarse hace un par de años en la ESO, como sus objetivos y manuales han sido asunto de controversia social, política y judicial. Estas son algunos de los contenidos sobre identidad personal, relaciones sociales, convivencia, derechos y deberes de los manuales de Primaria de varias editoriales.

Anaya
Las personas somos diferentes unas de otras en nuestro aspecto físico, sexo, idioma, religión, forma de pensar... Pero todos somos dignos de respeto.
Todos tenemos los mismos derechos, sin ningún tipo de discriminación por razón de sexo, raza, religión o cualquier otra condición personal o social.
No se entendería que hubiera derechos sin que a la vez hubiera obligaciones. Todos tenemos derecho a participar en igualdad y con libertad en la vida.
El diálogo es la manera más eficaz para evitar conflictos (...); en toda discusión siempre hay que estar dispuesto a ceder algo. Actuar de buena fe, siendo honrados y confiando en que los demás también lo son, favorece la convivencia.
El fundamento de la familia es el amor, el respeto y la confianza. Es una relación que supera a la simple amistad.

Bruño
La identidad de una persona es el conjunto de características físicas, comportamientos, emociones y pensamientos, y es fundamental para su desarrollo.
La dignidad humana es el valor que tienen todas las personas sólo por el hecho de serlo. Es importante respetar la dignidad de los demás y la propia. Cuando se excluye o se relega a personas por motivos políticos, raciales o religiosos se habla de discriminación. Comportarse de manera cívica supone respetar a los demás, el medio ambiente, los objetos públicos, así como demostrar buena educación y cortesía.
La empatía es fundamental para entender las necesidades e intereses de la otra parte. Para lograr una cultura de la paz en el mundo es necesario practicarla empezando en nuestro entorno más inmediato: familia, amigos y compañeros. Es necesario reflexionar sobre el valor que tiene la diversidad cultural y aprender a convivir mejor.

Everest

Aceptar las características diferentes de cada persona nos hace ser tolerantes.
Toda discriminación (sexual, social, cultural, laboral, etc,) se basa en el prejuicio y éste se basa en la ignorancia.
La educación nos hará más libres e iguales.
Todos los seres humanos debemos tener igualdad de oportunidades para desarrollarnos como personas, independientemente de nuestro sexo.
El sexo es una condición orgánica que distingue al macho de la hembra en los seres humanos, en los animales y las plantas; es algo biológico, físico; los seres humanos somos de naturaleza sexuada, es decir, o somos hombres o somos mujeres. Las normas nos sirven para una mejor convivencia.

SM
La dignidad es el valor que tiene cada ser humano, independientemente de su situación económica, social, cultural o de sus creencias o forma de pensar.
Todas las personas, por el hecho de serlo, tenemos los mismos derechos (a la vida, a la libertad, a la igualdad, a la educación...) y todos tenemos el deber de respetar estos derechos. 
Todos tenemos derechos y obligaciones. Las normas y las leyes sirven para que se respeten los derechos y se cumplan los deberes.
Para ser libres tenemos que superar la ignorancia, el miedo, el odio, la envidia, la furia.
Actuamos de manera responsable si controlamos nuestras acciones y pensamos en sus consecuencias.
Nuestra libertad tiene límite; ejercerla nos lleva a respetar la de los demás.
Convivir es tratar a los demás como nos gustaría que nos tratasen a nosotros: con respeto, con afecto, de manera justa y solidaria. Vivimos en sociedad y para evitar conflictos tenemos que cumplir unas normas de convivencia, comunicarnos y comprender a los demás. La discriminación de las mujeres se ha basado en un prejuicio negativo y falso.

La multiculturalidad es algo valioso y enriquecedor. El acoso escolar es indignante y debemos luchar contra él. Los valores morales son los que debemos empeñarnos en proteger y hacer realidad porque son los más importantes para todos los seres humanos: la vida, la justicia, la libertad, la seguridad, la paz, la igualdad y la solidaridad.