¿Te ha gustado el blog? Qué tal si nos regalas un +1

Fichar en el trabajo no es trabajar.

Fichar en el trabajo no es trabajar.

Muchas empresas son las que tienen controles de asistencia como los de fichar en el trabajo a la hora de entrar o salir, pero evidentemente eso no garantiza que quien haya fichado haga su trabajo; ni siquiera garantiza que haya permanecido en su puesto de trabajo toda la jornada, sin contar en los casos en los que otro trabajador puede fichar en su nombre, cosa que parece poder evitarse con los controles que incluyen la huella digital del trabajador. Muchas administraciones incluyen el «control» de fichar en el trabajo, pero si en una empresa privada eso no es ninguna garantía, tratándose de un puesto de funcionario, esa garantía todavía lo es menos.

La polémica de fichar en el trabajo durante diez años sin trabajar

#Fichar en el trabajo
Fichar en el trabajo a hora no significa que se trabaje
No voy a decir el nombre porque prefiero respetar la presunción de inocencia, pero he de confesar que me ha llamado la atención la reciente noticia de un jefe de la Unidad de Actuación Bibliográfica que cobra alrededor de cincuenta mil euros al año y, según dicen, no ha hecho nada en diez años, salvo fichar en el trabajo a su hora cada día. Él se defiende diciendo que su labor no consiste en estar sentado en un despacho sino que recopila información y esta puede estar en distinto lugares. Así y todo, sus cercanos lo acusan de no haber participado en ninguna publicación del departamento que supuestamente encabeza, durante todo ese tiempo.
¿Es cierto?, ¿no es cierto? No quiero sacar conclusiones sin conocer más a fondo el caso, pero sinceramente, no me extraña en absoluto que estas cosas puedan ocurrir en nuestra Administración; puede que no sea el tipo de situaciones más habituales que ocurren, pero posible... es.
Este funcionario ficha con su huella dactilar y de inmediato abandona el lugar y ya no se sabe más de él hasta que vuelve para fichar de nuevo a la hora en la que, supuestamente, termina su jornada laboral. Ficha la salida sin siquiera entrar a su puesto de trabajo.
¿Se puede estar diez años así y cobrando cada mes sin que nadie se dé cuenta del asunto? ¿Es así como se gastan nuestro impuestos?

Ramón Cerdá

LA VOZ CHANNEL