¿Te ha gustado el blog? Qué tal si nos regalas un +1

Realización arbitraria del propio derecho.

Realización arbitraria del propio derecho.

Hay más delitos de los que podemos imaginar, y más leyes de las que somos capaces de aprender o tan siquiera conocer. Uno de esos delitos que a veces no tenemos en cuenta es el llamado: Realización arbitraria del propio derecho. O lo que siempre hemos conocido más castizamente como tomarse la justicia por la mano. Hay veces en las que ocurren cosas curiosas, como cuando a uno le okupan su casa y acaba denunciado o incluso detenido por intentar recuperarla sin que a los okupas les pase nada, o cuando entra un atracador en casa y el propietario lo lesiona; no importa que sea en defensa propia o que sea en su casa y que el otro haya entrado con nocturnidad, alevosía y sin permiso. Aquí parece que siempre tenga las de perder el perjudicado.

Realización arbitraria del propio derecho, o qué no podemos hacer cuando nos roban la bicicleta

#Realización arbitraria del propio derecho
Realización arbitraria del propio derecho. ¿Somos conscientes de que no podemos tomarnos la justicia por nuestra mano?
Recientemente he podido leer una noticia en la que alguien roba una bicicleta y el propietario se percata de que está a la venta por internet. Queda con el vendedor, lo acompañan unos amigos, y se llevan la bicicleta alegando que es suya. Parece que no hay palizas de por medio ni nada de eso, pero curiosamente la policía (no tengo muy claro por qué porque no se habla de denuncia alguna) se pone a investigar (de otras cosas no se preocupan, pero esto parecía divertido) y acaban deteniendo al propietario acusado de realización arbitraria del propio derecho. Detenido, puesto en libertad con cargos y obligado a personarse en el juzgado. Supongo que incluso habrá juicio y tal y tal... Sinceramente, puede que eso de la realización arbitraria del propio derecho sea un delito, pero creo que también hay casos y casos. Me pregunto qué tipo de investigación hubiera hecho la policía si el perjudicado hubiese denunciado el robo en vez de limitarse a recuperar lo que era suyo. ¿Hubieran sido tan eficaces? ¿El propietario hubiera recuperado la bicicleta o se hubiera quedado retenida como prueba en caso de que la hubieran localizado?
Son cosas que pasan.

Ramón Cerdá

LA VOZ CHANNEL