Últimas Noticias

Última Hora

Portada

Sociedad

Sucesos

lunes, 5 de noviembre de 2018

UNA REBELIÓN ROMPIENDO LA LEGALIDAD, INCITANDO A SUS SEGUIDORES A ACTUAR CON IMPOSICIÓN, SECUESTRANDO A GUARDIAS CIVILES Y FUNCIONARIAS JUDICIALES



una rebelión rompiendo la legalidad, incitando a sus seguidores a actuar con imposición, secuestrando a guardias civiles y funcionarias judiciales

Autor: Editorial del Semáforo. 2018-11-05
Pulsar en

Entre gritos, insultos, abucheos, campanas, música a todo volumen y estiércol, un grupo de españoles entre los que estaban Albert Rivera y Fernando Savater, fue a defender los derechos y las libertades a Alsasua. La Policía Foral no estuvo a la altura, siguiendo órdenes políticas del Gobierno filoterrorista de Sortu. El portavoz del PSOE en el Senado dice que fueron a provocar. Y sigue en el cargo el elemento.

El debate jurídico en este momento en España pivota sobre si las acciones llevadas a cabo por políticos independentistas catalanes se enmarca en lo que se puede considerar rebelión o es más riguroso tratarlo como sedición. Sin el conocimiento técnico-jurídico necesario para emitir una opinión técnica, sí podemos hablar desde el sentido común, desde la defensa de la legalidad y el Estado de derecho, y desde este punto de vista no tenemos ninguna duda: existió un delito de rebelión.
 
Parece que hay quienes señalan que no hubo muertos, ni armas, ni violencia, y es cierto que no hubo muertos ni armas pero sí hubo violencia, como lo acredita la fotografía de portada del vehículo de la Guardia Civil en la puerta de la Consejería de Hacienda, y que durante muchas horas sus miembros y los funcionarios judiciales no pudiesen salir. Según el jefe de los Mossos, el singular Trapero (vaya un apellido apropiado para una condición)  no se adoptaron medidas para sacarlos de allí para evitar violencia y una situación descontrolada. 0 sea, que impusieron su voluntad porque los Mossos no hicieron uso legítimo de la fuerza. ¿Y eso no es violencia? Violencia emanada de las miles de personas en actitud de no respetar la ley ni instrucciones policiales, que fueron también alentadas el 1 de Octubre a acudir a los colegios, como ahora están siendo alentadas a otro tipo de actos contra la decisión de los jueces.
.
 El fanatismo independentista catalán ha tocado techo. Controlan la educación, la seguridad pública y medios de comunicación. Controlan el Estado en Cataluña y han actuado desde hace años para romper la nación. Y lo hacen desde las instituciones en Cataluña y en Madrid porque los complejos derivados de salir de una dictadura han creado una sociedad enferma, donde los catalanes independentistas y sus representantes se abrazan con terroristas o los entrevistan en sus televisiones donde dicen que no se arrepienten de sus crímenes. Continúan los homenajes a asesinos cuando salen de prisión y el pasado día cuatro, en Alsasua, tuvimos una evidencia más de la degradación en la que se mueve la política en España. Una plataforma creada por Cs decide


organizar un mitin, un acto fundamental en el ejercicio de las libertades políticas en la localidad de Alsasua. Los asistentes son protegidos por miembros de la Policía Foral y a pesar de ello reciben piedras, insultos, sonidos de música a todo volumen y las campanas de la Iglesia impidiendo el acto democrático. Con un asesino como Zabarte Arregui, el cobarde que se cagó y meo encima escondido bajo una cama con un arma cargada. El derecho de manifestación y de libertad política no fue suficientemente protegido por la Policía Foral, a las órdenes del Gobierno navarro de Sortu.   Alsasua es ese lugar donde los inmigrantes que tenían un bar y una hija novia de un teniente de la Guardia Civil fue apaleada, el bar cerrado porque nadie entra y tampoco nadie compra la casa mientras el Estado se preocupa de garantizar seguridad las 24 horas en la mansión del amigo de los familiares de los agresores. El Estado español, una mala madrastra clasista siempre atenta a las necesidades de los más poderosos.

Y con lo impresentable que es la situación descrita quedaba por ver lo peor, la prueba de que España está en periodo de convulsiones que nadie puede decir hoy como va a acabar, porque el PSOE está del lado de los radicales. Y es así porque el portavoz del PSOE en el Senado se despacha con unas manifestaciones diciendo que es una provocación acudir a dar un mitin, a ejercer la libertad política en esa localidad. Lástima de dirigentes del PSOE muertos luchando contra el fanatismo de los asesinos y sus secuaces. Su compañero Ander Gil acaba de escupir sobre la memoria de todos.

Este comportamiento en Cataluña, la connivencia con los filoterroristas, alabarlos sabiendo que cometieron crímenes debería ser una línea moral intransitable para ningún político o persona decente. Este PSOE de Pedro Sánchez, su Gobierno y este portavoz del Senado han cruzado esa línea ampliamente. La ciudadanía debe ser consciente de la situación y actuar con su voto. Hay que revisar todo lo que ha hecho la Casta política privilegiada los últimos 40 años. En España no tiene que haber CCAA privilegiadas (Cataluña, País Vasco y Navarra) con más financiación y derechos que otras. Eso es así por la voluntad política del PP y el PSOE, que creían tener dominada la situación y la crisis catalana les ha estallado en la cara, sumándose a ello el País Vasco y Navarra. No vale que los mismos que critican la transición, la Constitución y la Monarquía por ser hechos e instituciones del pasado, rancias, defiendan normas de privilegio de unas CCAA sobre otras que vienen de hace siglos, que garantizan la desigualdad entre ciudadanos y que solo dos partidos políticos cuestionan en la actualidad, Cs y Vox. Son dos proyectos políticos muy diferentes pero que en este asunto plantean, Vox, revisar el modelo de las CCAA y volver a una estructura centralizada considerada fascista por ignorantes fanáticos del odio (es así en Francia y en otros países); y Cs, que sin cuestionar la existencia de las CCAA si plantea acabar con los privilegios de Cataluña, Navarra y Euskadi.

Si después de lo ocurrido, de que se sigue persiguiendo al idioma español, a sus símbolos y a todo el que no manifieste estar de acuerdo con el independentismo en Cataluña; que se está enseñando una historia de odio a España, de supremacía racial de los catalanes sobre los españoles como los nazis sobre los judíos, España sigue con paños calientes y un Gobierno en manos de los fanáticos nazis, la grieta que hoy ya existe, la carencia de derechos en amplias zonas del territorio español se hará más grande y eso traerá graves problemas en el futuro. Por eso abogamos porque se haga justicia, que sean condenados por lo que hicieron y que el Estado, después de treinta años, manifieste su determinación de mantener España unida con todas las consecuencias hasta que TODOS los españoles decidamos otra cosa.

Ni referéndums, ni cesiones, ni paños calientes ante un cáncer con metástasis. Los nacidos en España son españoles, y esa entidad jurídica no se discute. Que cada cual se sienta como quiera, pero no se da ni un paso más para diluir la identidad de lo español en otras identidades regionales de la nación. Ese camino conduce a la guerra. A la desestabilización, la pérdida de derechos y de nivel de vida de todos. Empobrecerá a todos (menos a la Casta política dirigente, claro) y daremos un salto atrás en la historia de 50 años. Depende de la ciudadanía que lleguemos a esa situación o que se pueda conjurar antes ejerciendo el derecho al voto.


 
Copyright © 2013 LA VOZ PORTADA
Powered byBlogger